Estudiar para las pruebas de acceso cuando no hay ganas.

 

¿Cómo puedo estudiar cuando no tengo ganas de estudiar?

Muchos hemos tenido que estudiar para exámenes, pruebas de acceso, selectividad, etc. sin tener ganas de ello. Uno se puede plantear de varias maneras a la hora de estudiar.

Una persona que no tiene ganas de estudiar y se tira toda la tarde haciendo cualquier cosa menos estudiar. Resisto como un campeón y estudio, aunque sin ganas, el tema. Consigo  ver el atractivo de lo que estoy estudiando y empiezo a estudiar con ganas como si de una actividad placentera se tratase.

Hay un remedio, cuando uno no tiene ganas de estudiar, pero tiene que estudiar, simplemente con una buena actitud mental basada en el autoengaño, muchas veces las apariencias son más importantes que el fondo.

Esto lo podemos trasladar a muchos casos prácticos de la vida cotidiana. Cuantos vamos a eventos familiares, compromisos ineludibles, o cualquier otro tipo de actos por compromiso. Analizando lo que se produce, se impone algo que os da mucha pereza hacer, pero el hecho es que por compromiso y la presión se cumple, es decir, accedéis a hacerlo llevando la contraria al cerebro que nos lanza mensajes como “que aburrimiento”.

La presión puede hacer lo contrario de lo que queréis hacer, todo se basa en la sugestión y en mentalizarse, el problema es empezar, el comienzo, una vez que te pones a ello ya no parece tan malo ni una tortura, para nuestra sorpresa, en este proceso se produce muchas veces.

Tu cerebro se va liberando y tu actitud va cambiando, para llegar al punto que al final te sientes muy bien contigo mismo por haber cumplido con tu deber.

Es un proceso que muchos habéis experimentado. Lo ideal sería no tener que engañarse a uno mismo y tener ganas de estudiar desde el primer minuto.

 

Enlace: http://www.itep.es

 

Escaleras de mármol

La reforma de una vivienda o un local comercial no es algo sencillo. En el primer momento en el que uno se plantea realizar una reforma, lo primero que ocurre es que le llegan a la mente decenas de dudas… ¿qué material utilizar para cada aspecto de la reforma? ¿Merece la pena comprar mármol en Madrid, o mejor consultar precios de otras provincias? ¿Es rentable contratar a un experto en el mundo de la decoración que pueda asesorar para dar ideas sobre diferentes consejos decorativos?

 

Como se puede apreciar, una reforma no es algo tan sencillo como se suele creer a primera vista. Hay que tener en cuenta muchos factores que además son completamente diferentes en función del tipo de vivienda o local comercial que se quiera reformar y decorar. Por ejemplo, una vivienda o un local con más de un piso de altura requiere -evidentemente- unas escaleras, pero… ¿cuál es la mejor forma de decorar estas escaleras? ¿Qué escaleras encajan mejor en cada tipo de proyecto? Ciertamente, viendo las tendencias actuales en lo que a decoración se refiere, el mármol es un material que puede ofrecer un resultado muy vistoso en unas escaleras.

 

Y es que, a pesar de que las escaleras de mármol no son precisamente económicas, ciertamente ofrecen un resultado muy digno de cualquier trabajo decorativo de alto nivel. El mármol es un material que queda fenomenal integrado en cualquier parte de una vivienda o un local comercial (véase el baño, el salón, el recibidor, etcétera), pero las escaleras de mármol ofrecen un aspecto muy brillante y muy limpio que ayuda a darle un toque de “glamour” a cualquier decoración de interiores. Por ello, aunque sea un material algo caro, indudablemente es la mejor opción para trabajos de decoración en los que se requiere mantener cierta categoría.

 

Disfrutar de un relajado fin de semana en Madrid

El estrés del día a día impide que una persona pueda disfrutar de un fin de semana con tranquilidad en casa, y más aún si se trata de un fin de semana en una ciudad tan activa como Madrid. No es fácil dar con un buen sitio en el que ofrezcan masajes Madrid, pero indudablemente una vez se encuentra un sitio de confianza, la experiencia es inolvidable dado que un simple masaje puede cambiar por completo la energía y la vitalidad con la que se empieza la semana. No hay que olvidar que una semana bien comenzada ayuda mucho a que el viernes llegue más rápido y a que el trabajo se haga mucho más llevadero.

 

Si se tiene en cuenta esta información, resulta evidente el por qué de que lo más recomendable sea disfrutar de un buen masaje durante el fin de semana. Entre semana poca gente tiene tiempo para permitirse caprichos de este tipo, y además de lunes a viernes todo aquel que trabaje debe estar centrado en su puesto para cumplir al cien por cien con los requisitos de su trabajo. En cambio, el fin de semana es un momento de descanso en el que se puede disfrutar de dos relajados días que se pueden destinar a cualquier tipo de ocio.

 

Por otro lado, las parejas también tienen muchas opciones para disfrutar de un relajado fin de semana en Madrid. Dejando a un lado los masajes, también existen otras muchas alternativas tales como por ejemplo un balneario o un spa en el que, al fin y al cabo, lo que se busca es disfrutar al mismo tiempo que uno se relaja para olvidar todos los problemas de la semana.

Encontrar un buen pintor asequible en Madrid

 

Un pintor económico en Madrid puede ser la mejor opción para todas aquellas personas que estén planteándose la posibilidad de realizar una reforma en su casa sin necesidad de invertir mucho dinero. Al fin y al cabo, de por sí las reformas son muy caras por muy pequeño que sea el piso que se desee reformar, de manera que especialmente en el aspecto de la pintura siempre es bienvenido cualquier ahorro.

 

Un pintor barato y asequible no solamente tiene que limitarse a cumplir el trabajo que se requiera en casa, sino que también debe ser capaz de asesorar a los propietarios de la vivienda para ofrecerles posibles alternativas que sean tanto más económicas como más recomendables para el tipo de hogar que se desea pintar. Al fin y al cabo, la pintura de las paredes es un trabajo que entra dentro del aspecto de la decoración de interiores, por lo que el pintor debe saber también ofrecer toda la orientación necesaria para garantizar un buen resultado acorde a los gustos de los propietarios. Además, si el trabajo de pintura que se requiere debe ser realizado en una fachada exterior, el pintor ha de elegir aquel tipo de material que sea más recomendable para el trabajo de exteriores que se necesita.

 

Pero los trabajos de pintura tanto en Madrid como en cualquier otra ciudad española no se limitan solamente a los hogares particulares. Los locales comerciales también requieren lucir un aspecto perfecto durante los 365 días del año, y eso en muchas ocasiones conlleva tener que pintar con frecuencia las paredes (especialmente en locales destinados a la restauración en los que los humos y los vapores desgastan la pintura de las paredes). Dado que los tiempos que corren no son especialmente buenos para el gasto, el ahorro en este tipo de trabajos de pintura es fundamental para garantizar la buena marcha del negocio.