Estudiar para las pruebas de acceso cuando no hay ganas.

 

¿Cómo puedo estudiar cuando no tengo ganas de estudiar?

Muchos hemos tenido que estudiar para exámenes, pruebas de acceso, selectividad, etc. sin tener ganas de ello. Uno se puede plantear de varias maneras a la hora de estudiar.

Una persona que no tiene ganas de estudiar y se tira toda la tarde haciendo cualquier cosa menos estudiar. Resisto como un campeón y estudio, aunque sin ganas, el tema. Consigo  ver el atractivo de lo que estoy estudiando y empiezo a estudiar con ganas como si de una actividad placentera se tratase.

Hay un remedio, cuando uno no tiene ganas de estudiar, pero tiene que estudiar, simplemente con una buena actitud mental basada en el autoengaño, muchas veces las apariencias son más importantes que el fondo.

Esto lo podemos trasladar a muchos casos prácticos de la vida cotidiana. Cuantos vamos a eventos familiares, compromisos ineludibles, o cualquier otro tipo de actos por compromiso. Analizando lo que se produce, se impone algo que os da mucha pereza hacer, pero el hecho es que por compromiso y la presión se cumple, es decir, accedéis a hacerlo llevando la contraria al cerebro que nos lanza mensajes como “que aburrimiento”.

La presión puede hacer lo contrario de lo que queréis hacer, todo se basa en la sugestión y en mentalizarse, el problema es empezar, el comienzo, una vez que te pones a ello ya no parece tan malo ni una tortura, para nuestra sorpresa, en este proceso se produce muchas veces.

Tu cerebro se va liberando y tu actitud va cambiando, para llegar al punto que al final te sientes muy bien contigo mismo por haber cumplido con tu deber.

Es un proceso que muchos habéis experimentado. Lo ideal sería no tener que engañarse a uno mismo y tener ganas de estudiar desde el primer minuto.

 

Enlace: http://www.itep.es