Frecuencias naturales y amortiguamiento de una maquina

En el mundo de la mecánica existe un sinnúmero de situaciones con las cuales se hace posible reducir los movimientos generados por la vibración de las máquinas.

El control de vibraciones se puede lograr a través del estudio y análisis de las frecuencias naturales de un equipo, para evitar la presencia de elementos externos que puedan afectar su normal funcionamiento.

La aplicación de sistemas de amortiguamiento o mecanismos que ayude a disipar la energía excesiva y la utilización de elementos que aíslen las vibraciones puede reducir la transmisión de fuerzas de excitación o perturbación de las maquinas.

La presencia de frecuencias naturales conlleva a un fenómeno llamado resonancia. Y la aparición de éste en un sistema mecánico general desplazamientos indeseables ya que provoca deformaciones y tensión, en consecuencia estas condiciones deben ser evitadas en el diseño y construcción de cualquier maquinaria industrial.

El control de vibraciones no siempre será posible, hay frecuencias naturales que no pueden evitarse por el simple hecho de venir incluidas en los requerimientos de carácter funcional de una máquina, por ejemplo la velocidad de rotación de un motor, en tal caso el objetivo principal de la aplicación de métodos para controlar el fenómeno será exclusivo para elementos externos.